Dieta para el alma. Chakra 5

Actualizado: 1 de nov de 2019


Chakra 5. Bienestar en Consciencia. Vishudda o chakra Garganta. Vishudda significa pureza o purificación.

¡Hola queridos Bravers! ¿Cómo están esos corazones?


Bienvenidos a una semana más de dieta para el alma. Queremos agradecerles a todos por sus comentarios, fotos y mensajes sobre el blog. Nos encanta ver que están súper aplicados con su dieta pero sobretodo comprometidos con ustedes mismos. Y como los vemos tan inspirados y súper involucrados con sus chakras queremos que se vayan preparando para el cierre de esta dieta. Tómenlo como la cita final con la nutrióloga, para que vean sus avances y cómo han evolucionado o si ya saben en qué nos tenemos que enfocar un poco más. Les iremos dando más información en las próximas semanas sobre el evento final. ¡Así que no dejen de leer!


Quiero que me cuenten cómo les fue con ese corazoncito. ¿Qué tanta resistencia encontraron para hablarse con más amor? ¿Han sido más pacientes con ustedes mismos? ¿Han encontrado la paz con ustedes mismos o al menos dejaron la lucha interna? ¿Qué tanto permiso se han dado de sentir? Recuerden que es importante encontrar un equilibrio entre la mente y el corazón. Hay que dejar descansar al cerebro de tanta información y tantas vueltas que les damos a las cosas. A veces no es cuestión de pensar, sino de sentir. Muchas veces pedimos consejos y buscamos respuestas en todos lados y escuchamos a todo el mundo menos a nosotros. El corazón sabe lo que necesitamos para crecer y ser felices. ¿Por qué no poner más atención?


Y cuando conseguimos escucharnos y sabemos lo que queremos, ¿qué sigue? Nuestro siguiente chakra tiene un papel súper importante. Este chakra va a ser un pasaje para que nuestro ser interior se manifieste y pueda ponerse en contacto e interactuar con el mundo que hay su alrededor. Démosle la bienvenida a nuestro quinto chakra, conocido como Vishudda o chakra Garganta. Vishudda significa pureza o purificación. Aquí vamos a trabajar con el poder de la palabra. El poder de comunicar y decretar nuestra verdad y las cosas que queremos.


Aquí trabajamos también con la creatividad de una manera artística. Porque tratamos de comunicarnos o expresar lo que sentimos por medio de las artes. Nos da la capacidad de tener una buena disposición de nuestro tiempo. ¿Qué tiene que ver el tiempo con este chakra? Muy fácil, este chakra va a trabajar con una glándula súper importante para nosotros: la tiroides. Esta glándula nos ayuda a producir hormonas, las cuales controlan el ritmo de muchas actividades que ocurren en nuestro cuerpo. Sin ir tan lejos, pueden controlar que tan rápido late nuestro corazón y la velocidad en la que se queman las calorías. Funciona como un reloj interno, a nivel energético nos ayuda a marcar nuestro propio ritmo. Nos conectamos con la manera de hacer las cosas. Como ya pudieron ver, este chakra está ubicado en el área de la garganta y también va a trabajar con los pulmones, boca, encías, garganta (obviamente), cuello, cervicales, dientes y paratiroides. El color que rige a este chakra es el azul cielo, aunque también pueden usar el púrpura. El alimento que lo ayuda son las frutas, en especial las que tienen estas gamas.


Cabe mencionar que este chakra trabaja muy a la par con el chakra 2. Trabajan así porque podemos expresar lo que sentimos y es bien importante estar en equilibrio al expresarnos. Por eso cuando nos enojamos decimos cosas que hieren o provocan una reacción fuerte en los demás. Tenemos que ser muy cuidadosos en la manera en que nos comunicamos porque cuando este chakra se desequilibra lo primero que encontramos son las mentiras, que son como el enemigo principal de este centro.


Otros desajustes importantes incluyen: no poder expresarme, tartamudeo, ignorancia (o hablar por hablar), conocimiento mal utilizado, problemas de tiroides, asma, secretos y cualquier dolencia que exista en los órganos o partes con la que trabaja.


Para equilibrarlo vamos a seguir pintando la vida, ahora de azul cielo o púrpura. En el caso de los alimentos buscaremos ingredientes que sean azules o en su defecto, púrpuras:

• Zarzamoras, blueberries, uvas, ciruelas, berenjenas, col y cebolla morada. Algunos de estos ingredientes los seguiremos usando más adelante porque los podemos adaptar para los siguientes chakras.

• Aquí si nos vamos a poner un poco más creativos y dejar que el niño interior decida y escoja los dulces, helados y demás alimentos de color azul que se le antojen. Recuerden, todo en moderación.

• Si les gustan los ingredientes más orgánicos como la spirulina, también existe en azul y la pueden agregar a diferentes platillos.

• Para los amantes del queso, siempre estará el delicioso queso azul.

¡Esperen al Bravo Snack de la siguiente semana para más tips y recetas a seguir!

Obviamente no podemos dejar de lado la ropa, accesorios y zapatos de este color. Sean Bravers también en su forma de vestir y busquen colores que normalmente no usen.


Para esta semana los decretos van a ser:

• Expreso mi gratitud con la vida.

• Me comunico con otros de forma positiva y respetuosamente.

• Me escucho a mí mismo antes de hablar.

• Tengo derecho a comunicar mi verdad.

• Sé cuándo es tiempo de escuchar.

• Estoy abierto a la comunicación. Lo hago con claridad y con honestidad.

• Nutro mi espíritu a través de la creatividad.

• Puedo expresarme de diferentes maneras: escribiendo, hablando o de una forma artística.

• Comunico con mis sentimientos con tranquilidad.


Para esta semana, haremos un ejercicio que me encanta hacer. Pónganse en una posición cómoda. De preferencia sentados, donde estén más a gusto. El chiste de este ejercicio es usar la voz, así que preparen esa garganta. Al ser el chakra que trabaja con la garganta, algo que lo ayuda a ejercitarse como dijimos, es la voz, pero en especial la vibración que sale de los sonidos que emitimos al hablar. Cierren sus ojos y si quieren hacerlo acompañados mejor, ya saben, aquí nada de pasar osos y mucho menos solos.


Recuerden, siempre hay un loco allá afuera que entiende y está dispuesto a ser un cómplice. Regresando al ejercicio, ojos cerrados, espalda derecha y van a hacer una inhalación lo más profunda que puedan, respirando por la nariz. Al momento de exhalar, van a decir la palabra ‘OM’. Ahora, lo importante del OM, no es la parte de la ‘o’ sino el mmmm. La parte más larga de la exhalación deberá ser para la ‘m’.


Concéntrense en sentir la vibración que sale de su boca. Como al juntar sus labios para la "m" se puede sentir este movimiento. Traten de analizar cómo hacen el ejercicio. ¿El OM salió bajito?¿Apenas se escucharon? No les dije a qué volumen hacerlo porque quiero que se cachen. Si les da pena que los escuchen, si piensan que no lo hacen bien, todo lo que esto les genera en una primera instancia. Cierren los ojos una vez más y vuélvanlo a hacer.


La primera vez uno siempre trata de estar entonado, como si a nuestro yo interno le importara, pero esta vez suéltense. Háganlo más fuerte y si pueden cada vez más prolongado. Sientan esta vibración mover todo su cuerpo. Visualicen como la vibración recorre y despierta cada célula de su cuerpo, cada vellito, hasta la parte más pequeña se mueve con esta vibración. Con cada OM que hagan, vean qué se mueve, qué se cae, se despega, porque ya no lo necesitan. Porque no está apegado a su verdad.


Porque no vibra con lo que son ustedes en esencia. Esta vibración que mueva y agite esa mente llena de post-its mentales que solo nos bloquean la vista y nos quitan claridad. Que esta vibración mueva lo suficiente para que después de ella quede un silencio absoluto. Y en este silencio, nos escuchemos, nos pongamos atención. ¿Cómo me estoy comunicando con los demás? ¿Soy claro en lo que expreso a los demás? ¿Me estoy quedando callado? Si es así, tomen una respiración más y en el siguiente OM suelten eso que se quedó ahí atrapado.


Que no pude, no quise decir o que dije pero siento que no me escucharon. Todo eso suéltenlo, si tienen que subir el volumen, adelante. Dejen que eso fluya, que se libere, que se convierta en algo positivo en vez de quedarse atrapado en mi cuerpo. Sientan el poder que tiene su voz para mover todo lo que no necesitan, para cambiar situaciones, para soltar lo que no está hecho para quedarse. De transformarlos por dentro y por fuera. De llegar a lo más profundo de su ser y dejarlos en calma y en paz. Repitan el ejercicio al menos 10 veces y chequen cómo empezaron y cómo se sienten ahora. ¿Qué se movió? ¿Quién vino a la cabeza? ¿Están listos para contarnos su verdad? Porque aquí estamos más que listos para escuchar…


¡Les deseo un excelente viernes y nos leemos la siguiente semana! ¡Y a cantar se ha dicho!


“Si pudieras comerte tus palabras… ¿Tu alma estaría nutrida o estaría envenenada?“



93 vistas5 comentarios