Dieta para el alma

Actualizado: 1 de nov de 2019



Actualmente vivimos en una sociedad que parece estar más concentrada en la

apariencia física y en todos los aspectos más materiales de la vida. Encontramos en todas

las revistas, blogs, programas de televisión y en cualquier medio, un sin fin de dietas para

bajar de peso.


La cantidad de información que hay allá afuera es impactante y muchas

veces no es tan certera o de beneficio para todo el público. Pareciera que estamos

rodeados de información que nos dice cómo ser, cómo vestir, cómo deben ser nuestros

cuerpos y todo lo que debemos de tener. Pero ¿por qué no enfocarnos en lo más

importante que tenemos en esta vida? ¿Por qué no dejamos atrás todas estas reglas y

estándares que nos dicta alguien más y nos conectamos con nosotros mismos?


Lo que queremos hacer a través de este post es poder compartirles una dieta. Pero

no es una dieta, como las millones que hay allá fuera, para bajar de peso. Es una dieta

para el alma. Sí, leyeron bien. Una dieta para nutrir y fortalecer lo más valioso que

tenemos, nuestro ser. Y es que es bien cierto, como me dijo una gran amiga, que hay

mucho trabajo interno por hacer, pero muy pocos dispuestos a reconocerlo y a sanarse.

Vamos por la vida bloqueados, adormecidos y desconectados de nosotros mismos. Por

eso nos encontramos gente que parece “tener todo” pero no son felices, recurren a las

adicciones o en los casos más trágicos creen que terminar sus vidas es la solución más

viable. El hecho de que alguien pueda llegar a esa conclusión nos habla de que tenemos

mucho trabajo por delante y hay que poner manos a la obra ¡YA!


¿Cómo vamos a lograr todo esto con una sola dieta? Muy sencillo, más allá de ser

solo una dieta, quiero que hagan de esto un estilo de vida. Quiero darles más

herramientas para que este despertar y reconexión con nosotros mismos sea placentero,

en amor y que sea completo, es decir, que abordemos las lecciones de la vida desde todos

los ángulos.


Con todo esto en mente, quiero darles la bienvenida a este nuevo capítulo de sus

vidas que está por comenzar. Durante 7 semanas vamos a hacer un recorrido y visitar a

nuestros amigos (que a veces los tenemos olvidados) y que están con nosotros en todo

momento y nos sostienen siempre: nuestros chakras.


Para empezar con este capítulo, quiero acercarlos un poco a la teoría detrás de los

chakras. Con esto quiero que los que no estén familiarizados con el tema puedan saber de

qué les hablo y los que ya los conocen puedan tener una repasada que a nadie le cae mal.

¡Comencemos!


La palabra chakra viene del sánscrito y significa ‘rueda’ o ‘disco’. En diferentes escuelas el

término hace referencia a las ruedas de energía que hay en el cuerpo. Por lo tanto,

tomamos como definición de chakras como centros energéticos que están localizados en

el cuerpo.


Existen 7 charkas principales y se van alineando desde la base de la columna

vertebral hasta la corona de la cabeza. La energía con la que estos centros trabajan se

llama Prana y es la fuerza vital de la vida. Dicha energía es la que nos mantiene con vida,

vibrando alto y saludables. Por estar en nuestro cuerpo, cada órgano, glándula y sistema

que tenemos es regulado o pertenece a un chakra en especial. Cada experiencia o

información que recibe el chakra es codificada en todo momento por eso les llamamos

centros inteligentes. Todo esto nos ayuda a entender que los chakras se encargan no sólo

del bienestar físico, también trabajan con el bienestar emocional, mental y espiritual.


Cuando encontramos desajustes en algún nivel, la vitalidad del chakra se ve afectada. Para

ayudar a equilibrarlos existen muchas formas y a continuación les iremos dando tips para

tener sus chakras en equilibrio y movimiento.


Cada semana les hablaremos de un chakra diferente y explicaremos sus funciones, qué

pasa cuando existe un desajuste y cómo podemos regresar al equilibrio dicho centro. Les

pediremos que toda esa semana se concentren en trabajar y revisar cómo están vibrando

con ese chakra y ¡por favor compartan sus experiencias con nosotros! Consideren esta

información como una guía que pueden usar a lo largo de su vida y que pueden aplicar

cuando lo necesiten. Pueden trabajar con todos como lo vamos a hacer en las siguientes

semanas o pueden trabajar con uno solo si el momento así lo requiere.


Spoiler alert: van a haber muchas caídas de veinte con toda esta información, pero las

vamos a convertir en lecciones amorosas.


Por hoy vamos a dejar que toda esta información la vayan procesando y en este semana

mediten sobre qué esperan lograr en las siguientes semanas, qué tanto saben (o no) de

los chakras, qué tanto se conocen y se conectan con ellos (again o no) y que se vayan

preparando para comenzar a re conectarse con ustedes mismos.


Los espero el siguiente viernes con toda la pila puesta, la mente y el corazón alineado y

preparado para este viaje de auto conocimiento y para presentarles al primer chakra con

el que vamos a trabajar.


¡Les deseo un excelente viernes y nos leemos la siguiente semana! ¡A sanar se ha dicho!



Estef O.



89 vistas4 comentarios